Día Internacional del jazz, 30 de abril

Cada 30 de abril conmemoramos el Día Internacional del Jazz. La figura musical que se toma como fuente referencial para englobar la celebración recae en el maestro Duke Ellington, quien nació en Washington, D.C. Gran pianista de jazz y director de orquesta. La música se conectara a los pueblos, las ciudades y las villas de 190 países de los 7 continentes para conmemorar el 30 abril el “Día Internacional de Jazz”.

El jazz significa libertad, diálogo, solidaridad y ayuda mutua. Y estos son algunos de los valores fundamentales de la humanidad. Hoy en día el jazz sigue siendo una fuente de inspiración para millones de personas que luchan por el respeto y la dignidad humana. A lo largo de su historia, el jazz ha pasado de ser una simple música de baile popular a una compleja forma de arte. Hoy en día el jazz no es sólo de un estilo de música, sino de que contribuye también a la construcción de sociedades más inclusivas.

¿Por qué un Día Internacional del Jazz?

• El jazz rompe barreras y crea oportunidades para la comprensión mutua y la tolerancia.

• El jazz es un símbolo de unidad y paz.

• El jazz reduce tensiones entre individuos, grupos y comunidades.

• El jazz fomenta la igualdad de género.

• El jazz refuerza el papel que juega la juventud en el cambio social.

• El jazz promueve la innovación artística, la improvisación y las nuevas formas de expresión.

• El jazz estimula el diálogo intercultural y facilita la integración de los jóvenes. 

Orquesta Sinfónica de Carabobo, tres décadas

Su trayectoria artística y de formación, enmarcada como parte de un programa social, ha sido catalogada como el hecho más importante en la vida cultural valenciana en décadas. En el año de 1976 nace esta institución que con el tiempo se ha convertido en el corazón y nervio del mundo cultural en Carabobo.

Desde el año 1985 el podio de dirección es ocupado por el Maestro José Calabrese, quien con su experiencia en la dirección de agrupaciones musicales, logra imprimirle a la joven orquesta un estilo propio, una musicalidad que la identifica. Desde entonces,  asume con éxito repertorios más exigentes, y la participación de destacados directores, solistas nacionales y extranjeros invitados, quienes han manifestado su admiración por el alto nivel técnico e interpretativo alcanzado por la OSC. Ejecuta con alto nivel un repertorio clásico universal y la música popular, en especial la venezolana de todos los tiempos. 

Más de tres décadas de arduo, constante, fructífero y renovador trabajo, le ha permitido un sólido sitial en el ámbito musical del país. Distinguida con múltiples reconocimientos de los diversos sectores representativos de nuestra sociedad. La Orquesta Sinfónica de Carabobo, trascendencia de identidad, ocupa un lugar en la historia cultural de la región y el país.

Lo niego todo de Sabina

Joaquín Sabina, cantautor y poeta español, acaba de lanzar su más reciente disco, Lo niego todo. " La leyenda del suicida / Y la del bala perdida / La del santo beodo / Si me cuentas mi vida… lo niego todo". La nostalgia impregna la canción, con un piano que acentúa esa tristeza. Se van añadiendo arreglos que dan esa impresión de «crescendo» que, lógicamente, aumentan el impacto emocional. Sabina se retrata negando estereotipos, y habla de lo innombrable, de Hacienda: "He defraudado a todos/ empezando por mí".

Afirma con desparpajo, como siempre, este cantor. Ha realizado en los últimos dos años una impresionante gira de conciertos que le llevó por España, donde agotó las entradas en Madrid y Barcelona en pocas horas, además de México, Colombia, Panamá, Ecuadorm Argentina y pare de contar. «Hacía mucho que no sentía este entusiasmo», señaló. Tanta es su alegría que reconoció que, al contrario que otras canciones, donde no lograba materializar lo que tenía en la cabeza, con estas «no solo no me da vergüenza escucharlas, sino que estoy muy orgulloso de compartirlas». 

Joaquín Sabina nació en Úbeda, Jaén un 12 de febrero de 1949. A sus 66 años es uno de los artistas más respetados de las últimas décadas, con millones de discos vendidos, libros publicados, giras de conciertos en las que ha recibido el cariño de millones de personas que se saben las letras de todas y cada una de las canciones.

Yordano revive y canta

Yordano es un músico compositor e intérprete venezolano, que nació en 1951, en la ciudad de Roma, Italia. Se inicia en el grupo Sietecuero, integrado también por su hermano Evio y Alberto Slezinger, entre otros músicos, edita su primer larga duración  (LP), y desde ese momento se siente interés por mezclar de manera natural elementos de sonidos eléctricos y acústicos que, provenientes de diversas latitudes, influenciaron al compositor.

A principios de su carrera el cantante dejó filtrar en su trabajo influencias del pop inglés, de géneros caribeños como el son cubano, el bolero y hasta de la balada de raíces italianas, logrando un compendio que unido a su talento innato de compositor sensible y urbano forjó un estilo único que aún hoy lo identifica. Para los años ochenta, Yordano se había convertido en el historiador de Caracas a través de sus canciones universales que se transformaron en grandes éxitos masivos de la música popular contemporánea elaborada en Venezuela. 

La lírica romántica le ha garantizado a Yordano su permanencia por más de 20 años en el tapete musical, es que para este cantautor no existe el día en que deje de hacer música. No se imagina la vida sin su guitarra, sin el sonido de su banda, la camaradería entre amigos, esas sensaciones son las que buscaba trasmitir el músico nativo de Italia en su nuevo proyecto, el cual no se grabó en partes, sino que reunió a los músicos en un sólo momento para disfrutar.

  • 1