Músicos argentinos graban homenaje a Cerati

 

Los roqueros argentinos Charly García, Fito Páez y Ricardo Mollo grabaron un homenaje al legendario Gustavo Cerati, emblema del rock en América Latina, quien partió el pasado 4 de septiembre.  

“Siempre es hoy. Argentina celebra la obra de Gustavo Cerati” es el nombre del programa que será transmitido el 22 de noviembre, Día de la Música. La grabación, en la que participó también la banda Zero Kill, integrada por Benito, el hijo de Cerati, incluye 14 temas del legendario líder de Soda Stereo, interpretados por los diferentes artistas. 

Charly García y Benito Cerati interpretaron juntos “Vampiro” mientras que el guitarrista Mollo, líder de Divididos, escogió “Crimen”, y Fito Páez se inclinó por “Cosas imposibles”. “Lo importante es que los discos están vivos. La música es una continuidad”, dijo el cantante de Catupecu Machu, Fernando Ruiz Díaz antes de interpretar “Persiana americana”, otro clásico de Cerati. 

Julio Moura, de la banda Virus; Brenda Martin, del grupo Eruca Sativa; Guillermo Wallas, de Massacre; además de Fabián “Tweety” González, ex tecladista de Soda Stereo, Lisandro Aristimuño, Leo García, Fernando Nalé, Leandro Fresco, Gonzalo Córdoba, Rayos Láser y Guillermo Beresñak, fueron otros músicos que participaron del proyecto.  

Además de eximio guitarrista, buen cantante y compositor, Cerati tuvo una prolífica carrera primero con Soda Stero, el trío que formó con Zeta Bosio y Charly Alberti entre 1982 y 1997, y luego como solista. Ganó seis Grammy Latinos y vendió más de siete millones de discos, con giras por Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. La cadena MTV premió tres videoclips y le otorgó a la banda el Premio Leyenda en 2002.

 

Teatro, danza y música en vivo para honrar la cosmogonía Pemón

PANADÓN KA´PIÁ, cuentos del cielo ancestral, obra escrita, actuada y dirigida por William Delgado, inspirada en varias narraciones de la cosmogonía del pueblo Pemón, se estrenará el próximo 26 de octubre en el Teatro Municipal de Valencia, hora 5:00 pm, entrada Bs. 200.


“Dios existe porque los Pemones lo pensaron, palpita en un cielo que está por encima del que conocemos y vemos”, narra William Delgado, dramaturgo, actor y bailarín, creador de la obra “PANDÓN KA´PIÁ, cuentos del cielo ancestral”, cuyo estreno nacional será en el Teatro Municipal de Valencia, el 26 de octubre próximo.

La obra transcurre del día a la noche, en un viaje mítico expresado en cinco momentos originados en cinco cuentos emanados de la cosmogonía del pueblo Pemón, recreados y producto de la investigación que Delgado ha realizado desde hace cuatro años. “PANDÓN KA´PIÁ, cuentos del cielo ancestral” es un montaje que integra al teatro, la danza, las artes plásticas, el canto y la música original e interpretada en vivo.

Danzaoba es la agrupación que se ha encargado de la investigación de la ancestralidad africana e indigenista venezolana, especialmente del pueblo Pemón. Con su obra “El Shamán y la gente de la curiara”, Danzaoba ha realizado más de 150 presentaciones en todo el país a lo largo de 4 años de su fundación.
 
“Un origen tallado bajo la base solida de la primera era geológica, inspirado en el conocimiento de hombres y mujeres que pensaron en Dios y por eso él existe, una visión cósmica que descubre a nuestro primeros ancestros descendientes de los caribes”, son los elementos perfectos que encontró Delgado para concebir esta puesta en escena, que describe para del origen y mito indigenista de sur américa. 


Convergen en la creación colectiva de esta  obra, 18 artistas de distintas disciplinas, además de varios colectivos, en adición a Danzaoba, como Orisaosun, Huellas Ancestrales, la banda Fuerza Natural, Lago Ensamble, la coral Orabakayá Wará, Fundaescena y Pepe Peña y sus Tambores.

Estos creadores se amalgaman, se funden y dan vida a los personajes de estos cuentos, el cielo, la Luna, el Sol, las estrellas, la lluvia, todos llenan el escenario con su magia. “PANDÓN KA´PIÁ, cuentos del cielo ancestral”, cuenta con la dirección general de William Delgado, dirección musical de Johhan Hernández, dirección escénica de Lino Aranguren y la escenografía de Clemente Pérez.

Sobre la cultura Pemón
Ancestrales, originarios, amantes de la naturaleza, el canto, la música y grandes narradores de sus tradiciones. Más de 30 mil personas conforman actualmente esta comunidad que habita, fundamentalmente, al sur del estado Bolívar, Canaima y la Gran Sabana, aunque también pueblan la frontera brasileña.
“Pemón” significa “hombre”, con la profundidad filosófica y mitológica que llamarse hombre, puede connotar. Un “Pemón” es para su pueblo, lo que sería un “ciudadano” para la cultura grecolatina, donde la Urbs o Polis constituía el único mundo y pertenecer a él implicaba seguir las tradiciones y tener las virtudes (la famosa areté griega). Por ello, nuestros aborígenes dicen con orgullo que son Pemones.
La palabra oral tiene un gran peso en esta cultura, de allí que, el mundo Pemón contiene una palabra mágica y poética para narrar su universo, su creación. La lengua Pemón proviene de la familia lingüística Caribe.

La banda Ese Valerio en concierto

El cantautor Valerio Del Rosario y su banda Ese Valerio ofrecerán un concierto el próximo jueves 25 de septiembre a las 7 pm en el auditorio Eladio Alemán Sucre del diario El Carabobeño. Sus letras: la urbe y su entorno, el amor y el desamor, lo social y lo humano. Su música: mestiza,  fusionada entre ritmos venezolanos, latinos, jazz y  rock y un toque de humor.

(Valencia, 16/9/14) Valerio Del Rosario, cantautor caraqueño, residenciado ahora en Valencia, junto con la banda Ese Valerio presenta sus recientes composiciones que forman parte del nuevo proyecto musical que adelanta la agrupación.  “Canto luego existo”, “Por donde pueda”, “Le llaman”, “Belle Epoque” son algunos de los temas que estrenará en el concierto que ofrecerá el próximo 25 de septiembre a las 7 pm en el auditorio Eladio Alemán Sucre del diario El Carabobeño. De su CD, “Canto al Guaire”, interpretará varias de sus composiciones como “Castillo”, “Nicolás” y “Cómo estarás de sola”, cuyos arreglos y letras son originales de este músico.


Valerio tiene una importante trayectoria en el mundo de  la música urbana venezolana, se ha destacado también componiendo para cine y teatro. Su formación inicial como músico arrancó en el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles por los años 90. De allí recorrió caminos y carreteras venezolanas y se adueñó de la música popular, que fusionó con el rock y jazz.


Se enamoró de los ritmos caribeños y latinoamericanos. Experimentó y redescubrió con su guitarra, bajo y contrabajo, lo que es la esencia melódica y rítmica de Venezuela. En ese caldo de cultivo musical y en las experiencias vividas, leídas y contadas, se basa la poética de sus letras. 


La ciudad, la vida urbana está llena de sonidos musicales, esos que Valerio usa necesariamente para darle un sentido profundo a la cotidianidad. En esta travesía le acompañan músicos carabobeños y caraqueños. Maikelf Velásquez (saxofón), Miguel Castillo (batería), Tirso López (piano y teclado), Leonardo Ramos (percusión), Daniel Villegas (guitarra) y Valerio Del Rosario en la dirección, composición,  bajo eléctrico y voz. Como invitado especial participará el actor y bailarín, William Delgado.


Para la banda Ese Valerio ofrecer su música es una inmensa oportunidad para compartir y abrirse a un público acostumbrado a la buena música, a letras de contenido poético. Su CD puede adquirirse a través del portal www.FullNota.com y a través de las tarjetas descargables para música.

 

Una Clara tarde de lluvia

 

No importó la falla eléctrica, ni la fuerte tormenta que cayó sobre la ciudad de Valencia el sábado 2 de agosto. Esa mágica tarde, Clara Rodríguez, interpretó sobre un negro piano de cola, el más sublime repertorio venezolano y latinoamericano que manos de pianista hayan regalado a un buen público.

Nos visitó Clara, la de los dedos mágicos, la de la sonrisa siempre, vestida de sencillez y humildad. Resalto estas cualidades, porque es de un maestro poseerlas y ella así lo demostró, en adición a un talento y preparación únicos. 

Caraqueña y amante de nuestra música y sus compositores. Clara inició el recital con “Joropo” de Moisés Molerio, en el que el virtuosismo y dinámica de la composición, llenó del Llano venezolano el auditorio de Educación de la Universidad de Carabobo.

La concertista vive en Londres, Reino Unido, donde es profesora junior del Royal College of Music, sin embargo, y a pesar de la distancia, Clara le ha dado notable difusión a la cultura y música de nuestro país, ejecutando el piano en los auditorios más importantes del mundo. Como pianista le han sido otorgados distinciones y reconocimientos que incluyen el Premio Mozart.

A Teresa Carreño, otra de nuestras notables pianistas, le dedicó “Elegía” y “Teresita”, piezas a través de las cuales transmitió la inocente ternura de la compositora. Contó Clara que Carreño escribió “Elegía” cuando quedó huérfana de madre a los 5 años. 

En tiempos de tres por cuatro que se compone el vals, la pianista interpretó “Carmen Rosa” de Federico Ruiz, obra que forma parte de música incidental compuesta para “Oficina N°1”, de Miguel Otero Silva. “Federico hizo los arreglos para mí”, dijo.

Nos presentó un vals de la pianista valenciana, María Luisa Escobar, quien fue pionera en la defensa de los derechos de los compositores. Subió el tono con la interpretación “Del diablo suelto” de Heraclio Fernández.

Trajo la música de Latinoamérica, Heitor Villa-Lobos, director y compositor brasileño y nos obsequió un vals que sonó como un sortilegio de Río de Janeiro en nuestra tierra. Clara sostuvo una armonía y ritmo carioca, una independencia, vitalidad, técnica limpia y control de los matices.

El “Vals poético” del cubano Ernesto Lecuona en manos de Clara sonó a olas sobre el malecón, a teatro de la Habana. Nos transportó al tiempo de principios del siglo pasado.

Culminó el concierto con “Mañanita caraqueña” de Evencio Castellanos, y contó que el compositor se inspiró en las campanas de la catedral. “Creo que te quiero” de Luis Laguna, cerró la cita. A esa hora, hasta los pájaros esperando el anochecer acompañaron a la gran pianista venezolana, Clara Rodríguez.

Algunas disqueras londinenses se han interesado por su trabajo, por lo que produjeron y difundieron en Europa, dos discos de recopilación en los que Clara interpreta a compositores venezolanos: Piano music of Moleiro y Piano music of Federico Ruiz.

 

  • 1